27 de julio de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra NewsletterFibega.org

3 de noviembre de 2015
Valoración  57 (7)
Conservar mejor los alimentos en la nevera
Los refrigeradores o frigoríficos son actualmente uno de los elementos esenciales en cualquier hogar, estamos tan acostumbrados a ellos que a veces se nos olvida para qué están diseñados y los tratamos como simples armarios para guardar comida. La nevera es un instrumento diseñado para conservar mejor determinados alimentos que a bajas temperaturas retrasan el desarrollo de microorganismos y evitar así que la fermentación aparezca antes de tiempo.

En primer lugar las carnes y pescados son los alimentos que requieren de mayor frío y por lo tanto deben colocarse en la parte inferior de la nevera, tienen que estar en una zona de la nevera que pueda ofrecer los 2ºC, optimo en la parte inferior y además no hay riesgo de contaminación a otros alimentos si se produce algún tipo de goteo.

Los embutidos y alimentos ya cocinados deberían conservarse en la parte central de la nevera, dado que por su composición estos tipos de alimentos no necesitan tanto frío.

Las frutas y las verduras dependiendo de qué tipo deben guardarse en sitios de mayor temperatura, muy recomendable seguir las indicaciones del fabricante y colocarlas en los cajones destinados a ello, normalmente en la parte inferior del frigorífico. Algunos frigoríficos pueden llegar a destinar hasta 3 cajones para los alimentos que requieren menos frío como los frigoríficos americanos, en todo caso no es muy aconsejable mezclar en el mismo cajón clases de alimento distintos como carnes y verduras.

Las frutas y verduras que mejoran su durabilidad en la nevera manteniendo su calidad son las fresas y higos, las uvas, ciruelas y las hortalizas de raíz como las zanahorias, nabos, rábanos, o remolachas. También te recomendamos que almacenes las verduras verdes con un paño húmedo como las lechugas, el brócoli, las judías verdes o las espinacas.

Los lácteos deben guardarse siempre en la nevera, en la parte central o en la puerta, pues no necesitan un excesivo frío, de hecho en invierno el queso y la mantequilla pueden guardarse fuera de la nevera y están mucho mejor a temperatura ambiente. Cabe tener en cuenta que si el frigorífico posee la tecnología nofrost reparte de forma más homogénea el frío por todas las estancias (menos cajones claro) como por ejemplo los modelos de Frigorífico americano Siemens KA62NA75, esto hará que no tengamos que ser tan estrictos con la posición de los alimentos en cada zona de la nevera. De todos modos hay que tener en cuenta que si se ha dispuesto en la puerta una zona habilitada para el almacenaje de los huevos, aún siendo una nevera nofrost, la situación del alimento queda en un sitio fresco pero sin exceso de frío que podría congelar al huevo.

¿Qué NO debemos guardar en un frigorífico americano?

Una de las principales cosas que hay que tener en cuenta para realizar un buen uso de una nevera es no poner alimentos calientes dentro, esperar siempre que los productos se enfríen antes de refrigerarlos, ponerlos calientes dentro de la nevera hará que la nevera trabaje más, aún siendo un modelo de alta eficiencia con etiqueta A++ . Si hubiese prisa y el alimento caliente, siempre existe la opción de enfriar la comida poniéndola dentro de otro recipiente más grande con agua y hielo, es una buena forma de preenfriar lo alimentos antes de ponerlos en la nevera.

Si la cantidad de comida que ponemos en la nevera es muy grande y muy caliente podemos hacer que la refrigeración no tenga tiempo de actuar de forma eficaz y que se creen bacterias.

Los productos menos aconsejado a ser guardados en la nevera son los cítricos, los tomates (cuyo sabor empeora notablemente), las berenjenas y los calabacines. Tampoco los plátanos, los melones, los aguacates, los kiwis, las manzanas y las peras, que pierden calidad si se refrigera antes de tiempo. Lo ideal es no meterlos en la nevera, pero si por cualquier motivo hubiera que hacerlo, lo mejor es cuando ya estén maduras, nunca en cuanto vengan de la frutería.

La mantequilla, pese a que es un producto de origen lácteo, no se comporta como la leche. Esto porque en su composición hay mucha grasa, lo que hace que no sea particularmente propensa al desarrollo microbiano. Es el caso en especial con la mantequilla que tiene sal. La que no, tiene menos protección contra estos organismos.
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

ENTREVISTAS
25 de julio de 2017
(1)
Edgar Núñez, al frente del restaurante Sud 777 en Ciudad de México, es uno de los principales embajadores de la cocina moderna de México. En esta entrevista el chef habla de la importancia que le concede al producto en sus elaboraciones y del proceso creativo en el que se sumerge para diseñar nuevos platos.