27 de julio de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra NewsletterFibega.org

15 de diciembre de 2016
Valoración  54 (4)
Bebidas típicas de Colombia
Gracias a la gran diversidad de regiones y culturas, alrededor de Colombia existe una impresionante variedad de bebidas típicas, tanto con como sin alcohol, que se encuentran fácilmente en casi cualquier destino.

Así que si visita a Colombia, no se puede perder algunas de las bebidas que te presentamos a continuación:
  1. Aguapanela - El agua de panela, más conocida como "aguapanela", es una bebida dulce que se suele tomar caliente en las regiones frías o montañosas de Colombia, y muy fría en las zonas cálidas. La bebida se elabora con panela, el derivado de la caña. La panela se derrite en agua y, en muchas ocasiones, se le agrega limón para cortar el dulce y agregarle más sabor.
  2. Canelazo - Es una bebida caliente que contiene alcohol, y se puede encontrarla en varios países de América del Sur. Cada país tiene su manera de prepararla y en Colombia los ingredientes básicos son aguardiente, aguapanela y canela. Generalmente se sirve en una taza o pequeño jarro, con los bordes humedecidos con limón y impregnados de azúcar blanca.
  3. Chicha - Como en la mayoría de América Latina, Colombia también tiene su bebida tradicional de maíz: la chicha. Esa rica bebida se prepara con maíz fermentado y miel o azúcar y se suele servir fría. Aunque hace algunos años esta bebida fue prohibida por el gobierno, en la actualidad está retomando fuerza su consumo.  
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

ENTREVISTAS
25 de julio de 2017
(1)
Edgar Núñez, al frente del restaurante Sud 777 en Ciudad de México, es uno de los principales embajadores de la cocina moderna de México. En esta entrevista el chef habla de la importancia que le concede al producto en sus elaboraciones y del proceso creativo en el que se sumerge para diseñar nuevos platos.