22 de noviembre de 2017
  • Gastronomia.com España
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

27 de mayo de 2016
Valoración  53 (3)
Champagne de 23 kilates
El champagne y el oro son dos productos que asociamos inmediatamento con lujo, así que unirlos parece una fórmula segura para vender exclusividad y sofisticación. No es una idea nueva. En las tiendas de productos selectos  se pueden encontrar envases con dosificador tipo spray de partículas de oro y de plata comestibles, que se pueden añadir, al gusto, a cualquier bebida o alimento. Grandes chefs como Ferrán Adriá, Dani García o Quique Dacosta, entre otros, han empleado el oro comestible en la presentación de sus cuidadas preparaciones culinarias.

No es necesario gastarse una cantidad extraordinaria para poder disfrutar de la experiencia, al menos en lo que al champagne se refiere.  La empresa española Thepaex, especializada en productos gourmet, comercializa un  espumoso cuya originalidad radica en las sorprendentes partículas de oro de 23 kilates que aparecen entre sus burbujas. Se trata de un vino obtenido mediante el tradicional método champenoise, con doble fermentación y crianza de entre 24 y 30 meses,  concebido de un coupage de las variedades macabeo, xarel·lo y parellada. La botella se puede adquirir desde 25 euros.

El uso del oro, catalogado como aditivo alimentario con código de identificación  E-175, responde a criterios estéticos más que de gusto puesto que el oro, y en general los metales que se aceptan como aditivos, son de sabor neutro. Las partículas de oro dotan al espumoso de claras notas doradas que resplandecen en el color amarillo pajizo del champagne al revolotear entre sus burbujas.

 
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

EVENTOS
10 de octubre de 2017
(10)
Del 15 al 17 de septiembre se celebró en La Rural, Buenos Aires, FIBEGA, la Feria Iberoamericana de Gastronomía, que reunió a los destinos gastronómicos mundiales más relevantes, el II Congreso Iberoamericano de Gastronomía y el Encuentro Iberoamericano de Chefs. Países como Perú, México, Argentina, Uruguay, Brasil, Guatemala o País Vasco mostraron su riqueza y diversidad gastronómica; y representantes de diferentes sectores relacionados con la cocina como los chefs Germán Martitegui, Andoni Luis Aduriz o José del Castillo, ofrecieron showcookings y presentaciones. Un túnel del vino, en el que se ofrecieron catas y degustaciones de los vinos y bebidas más representativas y sorprendentes, y diferentes espacios de degustación y mercado. 3 jornadas de celebración de la cultura gastronómica de Iberoamérica que reunieron a más de 22.000 visitantes.